El Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) es la ordenanza que regula los diferentes sistemas de climatización (ventilación, calefacción y refrigeración), así como las instalaciones encargadas de la producción de agua caliente sanitaria.

El reglamento marca las pautas para alcanzar un uso racional de la energía y trata todos los procesos de instalación: desde el diseño y dimensionado, hasta la ejecución, el mantenimiento y el uso de los diferentes sistemas.

De manera legal la antigua Directiva 2002/91/CE sobre eficiencia energética de los edificios fue sustituida por el actual Real Decreto 47/2007, aprobándose y actualizándose así el procedimiento básico que certifica dicha eficacia en los edificios de nueva construcción.

El RITE está aprobado oficialmente en el RD 1027/2007 y establece todas las actuaciones que permiten acreditar su cumplimiento, cuenta con la modificación de algunos artículos y con las últimas instrucciones técnicas en el RD 238/2013.

Finalidad y objetivos del RITE

El principal objetivo del RITE es decretar las exigencias que sobre seguridad y eficiencia energética deben cumplir las instalaciones térmicas en las edificaciones destinadas al bienestar e higiene de las personas.

Los equipos de generación tanto de calor como de frío y los que se destinen al movimiento y transporte de fluidos han de tener el más eficiente y seguro funcionamiento.

En este sentido, incide en:

  • Los fluidos térmicos. Métodos de mejora en el aislamiento de equipos y conducciones.
  • La mejora del control y regulación que preserve las condiciones de diseño en los locales que hayan sido climatizados.
  • Los sistemas obligatorios de contabilización de consumo en instalaciones colectivas.
  • La supresión gradual de los combustibles sólidos más contaminantes y de los equipos generadores energéticos menos eficientes.
  • Las propuestas de utilización y uso progresivo de energías renovables, especialmente solar y biomasa.
  • La implementación de subsistemas con poder de recuperación de energía y aprovechamiento de las energías residuales.

Certificación para inspecciones

El reglamento impone inspecciones técnicas periódicas y para poder implementarlas resulta obligatoria la obtención de un carnet profesional.

La certificación en instalaciones térmicas de edificios requiere la formación correspondiente y superar un examen específico aprobado por la Administración. Se deben acreditar estudios universitarios, un ciclo formativo de grado medio o superior o disponer del título de Formación Profesional de Primer Grado con una especialización.

De este modo, se obtiene un documento que habilita al trabajador para llevar a cabo funciones de instalación y mantenimiento de las instalaciones térmicas en edificios

Información para el cumplimiento del reglamento

Existe documentación técnica sin carácter reglamentario que facilita el cumplimiento de las disposiciones del RITE. Cuentan con el aval del Ministerio de Industria y ofrecen la siguiente información:

– Guías y códigos técnicos de buena praxis en todos los procedimientos de instalaciones térmicas. Incluyen criterios técnico-administrativos para la mejor aplicación del reglamento

– Normas de evaluación, estadísticas y software informático concreto para este tipo de instalaciones.

En IDECONSA somos expertos tanto en construcción de proyectos de obra civil y edificación como en gestión de servicios, depuración de aguas y mantenimiento de infraestructuras.