Parques solares: ¿Cómo hacer un correcto mantenimiento para ampliar su vida útil?

/, Ideconsa, Zaragoza/Parques solares: ¿Cómo hacer un correcto mantenimiento para ampliar su vida útil?

Parques solares: ¿Cómo hacer un correcto mantenimiento para ampliar su vida útil?

El mantenimiento de los parques solares donde encontramos todos los elementos de la planta fotovoltáica es relativamente sencillo y fácil de realizar. La instalación requiere un mantenimiento periódico a través de pequeñas revisiones que sirven para evitar incidentes en el sistema. Para ello, es necesario un mantenimiento sencillo sobre los elementos fotovoltaicos.

¿Sobre qué elementos de la planta fotovoltaica debemos centrarnos?

A la hora de revisar el correcto funcionamiento de los equipos de energía solar debemos centrarnos primeramente en el sistema que genera la electricidad y sus elementos:

Módulos fotovoltaicos

Sin los paneles no se puede transformar la radiación solar en electricidad, con lo cual es un elemento indispensable que debe estar en óptimas condiciones. Un problema que pueden tener los paneles es que se encuentren situados en zonas que se acumula mucho polvo y arena.

Para que funcionen correctamente, tendremos que observar que su superficie esté limpia sin roturas o rozaduras externas, verificar los elementos de anclaje al suelo y sus conexiones. Es importante revisar el cableado a tierra que evita sobretensiones.

Una vez comprobamos estos elementos retiramos de la superficie del panel cualquier tipo de suciedad que le impida captar la luz correctamente. Estos sistemas que funcionan con energías renovables fácilmente se ensucian con excrementos de aves y el polvo. Recomendamos, cada dos meses, limpiar con agua y una bayeta, nada de estropajos o abrasivos que puedan dañar la cubierta del panel.

Sistema eléctrico

Es indispensable revisar los subsistemas de generación tanto para corriente continua como para corriente alterna. Esto quiere decir que los cables estén sin desperfectos, los cuadros no tengan filtraciones de agua y estén herméticamente cerrados. Hay que tener presente que no es la primera vez que vemos una instalación eléctrica donde los roedores han mordido y dañado los cables.

Acumuladores

Las baterías son las reservas de la instalación y se hace necesario revisar una vez al mes los bornes y la parte superior de los acumuladores. Si los bornes presentan suciedad se pueden limpiar con una mezcla de 100 gramos de bicarbonato por litro de agua. Posteriormente se enjuaga y seca con un trapo.

Puede repetirse el mantenimiento tres veces al año, limpiando la superficie y aplicando vaselina en las conexiones para protegerlas.

Una cuestión importante es mantener el nivel de electrolito y revisarlo una vez al mes. Si está bajo de nivel hay que rellenar con agua destilada hasta alcanzar el limite indicado en el lateral de la batería.

Inversores

Tantos los inversores como las baterías deben estar muy bien ventilados y observar que las conexiones estén en perfecto estado. El sistema de ventilación se usa para evitar sobrecalentamientos de los aparatos y para ello debemos mantener limpias las rejillas y los filtros.

Estructuras y entorno

Las estructuras metálicas y pequeñas cimentaciones deben estar en buenas condiciones sin desperfectos ni oxidaciones. Se debe mantener la hierva corta que no invada la instalación y se enreden en las estructuras.

En resumen, si queremos la instalación fotovoltaica funcionando correctamente, debemos mantener el estado de higiene apropiado y realizar revisiones periódicas para detectar posibles desperfectos y fallas.

2019-05-03T07:52:02+00:00 mayo 3rd, 2019|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies