Novedades de la Ley de Contratos del Sector Público

//Novedades de la Ley de Contratos del Sector Público

Novedades de la Ley de Contratos del Sector Público

El 9 de noviembre de 2017 se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Ley 9/2017 de Contratos del Sector público que entró en vigor el pasado 9 de marzo de 2018. Con esta ley se transponen a nuestro ordenamiento las Directivas Comunitarias 2014/23/UE y 2014/24/UE. A continuación vamos a hacer un repaso por las principales novedades que presenta la nueva LCSP.

Y es que, entre otros aspectos, obliga a todas las administraciones públicas españolas a contratar a través de medios electrónicos y nace sin régimen sancionador (pese a que fue una petición en su tramitación parlamentaria).

Principios y finalidad

Uno de los principales principios de esta norma es reducir la burocracia y las cargas administrativas, luchar contra la corrupción, incluir entre sus criterios de adjudicación aspectos medioambientales, sociales y de innovación, o abrir la contratación contra las PYMES. Cabe destacar que, con este último aspecto que hemos mencionado, el principal objetivo no es otro que adecuar la normativa europea a la realidad del tejido empresarial español.

En línea con otras normas de este ámbito, también hace referencia a la necesidad de perseguir la calidad y evitar así ofertas anormalmente bajas. Además, como cualquier otra ley de materia administrativa, invoca a los principios constitucionales de seguridad jurídica, transparencia, proporcionalidad, igualdad y no discriminación.

A destacar

Sobre esta nueva norma, hay algunos aspectos destacables como las reducciones de importes en el llamado contrato menor, la ampliación de los sujetos que están obligados a cumplir dicha ley o, como decíamos anteriormente, los criterios de contratación.

  • Nuevos sujetos. Esta nueva LCSP incluye a los partidos políticos, las organizaciones sindicales y empresariales, así como a las fundaciones y asociaciones vinculadas cuya financiación se mayoritariamente pública.
  • Reducción de importes. En contrato menor se reducen los importes pasando a ser inferior a 40.000 euros los contratos de obras e inferior a 15.000 € los de servicios y suministros.
  • Mejora de la calidad. La nueva norma trata de evitar que los contratos sean adjudicados por precio y que valoren la calidad de los mismos. Es decir, el más barato o económico no tiene por qué ser el mejor.
  • Reorganización de contratos. La LCSP indica que un contrato menor de gestión de servicios sólo puede durar un máximo de un año, suprime el contrato de gestión de servicios públicos así como el de colaboración público-privada. En los contratos de obras y servicios diferencia entre los contratos “puros” de obras y servicios y los de concesión.
  • División de lotes. Con el objetivo de favorecer la participación de las PYMES establece que, siempre que la naturaleza u objeto del contrato lo permita, realice una división de lotes.
2018-05-30T20:09:03+00:00 mayo 30th, 2018|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies