Los municipios del Pirineo aragonés con menos de 500 habitantes son los que más se han visto afectados por la despoblación. Concretamente, la población de las zonas rurales de Aragón ha descendido un 5,4% en los últimos años. En la actualidad, Ideconsa, la empresa constructora de Aragón, trabaja en la construcción de unas viviendas sociales en Sallent de Gállego, con el fin de aumentar la población de esta zona.

La Diputación Provincial de Huesca desarrolla desde 2001 un programa de impulso demográfico con el objetivo de atraer población a estos municipios despoblados, que representan el 70 por ciento de la provincia altoaragonesa. Frente a la despoblación, la empresa constructora de Aragón trabaja junto con el Ayuntamiento de Sallet de Gállego para conseguir que la vida vuelva a fluir en esta zona del territorio aragonés.

La despoblación en Aragón

La despoblación es un problema que preocupa al Gobierno de Aragón ya que se ve peligrar el futuro de los pequeños municipios aragoneses ante el éxodo rural de las últimas décadas y la falta de jóvenes en ellos. Según la DGA hay 65 pueblos abandonados y cerca de 7.000 personas desplazadas en Pirineo de aragonés. De ahí la importancia de tener que luchar contra uno de los problemas más duros que atraviesa la población rural en Aragón.

Los 55.000 habitantes censados en el Pirineo aragonés están dispersos en más de 9.000 kilómetros cuadrados. La mayor parte de las poblaciones pirineaicas han experimentado en los últimos 25 años un crecimiento vegetativo negativo. Los datos son alarmantes puesto que se da una densidad poblacional de un habitante por kilómetro cuadrado.

 

Esquiar en el Aramón

Aramón Formigal-Panticosa es la mayor superficie esquiable de toda España con una superficie de 176 kilómetros. Destaca por poseer el único telesilla desembragable de ocho plazas de España, abierto hace ya diez años o por su la pista Estrimal que permite descender esquiando hasta el pueblo.

En Ideconsa somos conscientes de que la despoblación es un problema real en el Pirineo aragonés, por ello, creemos que disponer de servicios como el transporte escolar, las residencias para la tercera edad, la atención sanitaria y la construcción de viviendas sociales, como las que actualmente está construyendo la empresa constructora de Aragón, son básicos necesarios para conseguir retener población en las zonas de montaña.